Las fundas nórdicas infantiles son las reinas de las camas para niños por ser un producto muy práctico y muy fácil de limpiar, además de ser la mejor ropa de cama para los meses más fríos del año. Además, hay modelos muy originales, cuyo diseño se completa con la funda de almohada, como puedes ver en esta sección.

Hay 54 productos.

Mostrando 1-20 de 54 artículo(s)

Filtros activos

A la hora de decorar la habitación de tus hijos, además del color de los muebles y las paredes, también es importante tener en cuenta la ropa de cama que vamos a comprar. ¿Por qué? Porque han de ser acordes con el estilo de decoración de la habitación infantil, sobre todo si lo que deseas es que todo tenga una coherencia.

En este sentido, las fundas nórdicas de diseño para niños juegan ese papel importante que te decíamos. En este apartado hemos seleccionado para ti las nórdicas que más nos han gustado para que podáis decorar las habitaciones de vuestros peques y abrigarlos en los días de más frío, aunque ya sabéis que las fundas también se pueden utilizar sin relleno y utilizarlas durante el resto del año, como si de una sábana se tratara.

Todos los modelos que vas a encontrar en esta sección se venden sin relleno, de manera que tú puedes elegir el grosor que desees para tus hijos.

Otro punto en el que sí que coinciden estos modelos es que están elaborados en algodón 100% orgánico. Y tienes modelos desde las más clásicas fundas nórdicas lisas, pasando por otras que son muy fáciles de combinar con estilos muy dispares, como son las nórdicas de puntitos o estrellitas.

Por último, pasamos a fundas nórdicas juveniles o para niños más mayores, con diseños que llaman mucho la atención, como es el caso de un astronauta, un dinosaurio, una bailarina, un unicornio o un futbolista, entre otros modelos.

Nuestras fundas nórdicas siempre vienen con la funda de la almohada a juego y algunas de ellas, también tienen otros productos con el mismo diseño, como por ejemplo, alfombras, cajas para guardar ropa y juguetes u otros complementos.

Pídenos consejo para ayudarte a elegir qué tipo de modelo va mejor con el estilo de decoración de la habitación de tus hijos.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE FUNDAS NÓRDICAS

 ¿Cuáles son los beneficios de utilizar fundas nórdicas?

La principal ventaja de utilizar fundas nórdicas para habitaciones infantiles es que la cama se hace en un segundo. Echas hacia atrás para ventilar, dejas entre 5 y 10 minutos y vuelves a echar hacia adelante. ¡Cama hecha! Además, son perfectas para que los peques no pasen frío los meses más fríos del año y ellos mismos se pueden tapar fácilmente, si se legan a destapar.

¿Cómo se ponen las fundas nórdicas?

Tienes que comprar un relleno para funda nórdica, que será de mayor o menor grosor, en función de la temperatura que suela hacer en la zona en la que vivas. Hoy en día, además, los rellenos son cada vez más finos y menos pesados, pero dan mucho calor, gracias a los materiales que ofrecen. Una vez tengas la funda y el relleno, lo tienes que meter como si de una funda de almohada se tratara, pero de una forma más sencilla.

¿De qué material están elaboradas las fundas nórdicas?

Las que vendemos en Deco&Kids son de algodón 100% orgánico, para cuidar la piel de tu peque y que se sienta cómodo. Algunos de ellos cuentan con el certificado GOTS, que garantiza la calidad del mismo.

¿Cómo se limpia una funda nórdica?

Solo tienes que sacarla del relleno y lavarla como lavarías las sábanas, en la lavadora. Además, todas o la mayoría de ellas son aptas para secadora, por lo que en los meses de más frío, siempre podrás quitarla y volver a ponerla por la noche, si tu peque quiere volver a dormir con las mismas sábanas. Nuestra recomendación es que las cambies cada semana y en caso de que los peques estén enfermos, una vez empiecen a encontrarse mejor, aunque no haya pasado una semana.

To top

Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña