Skip to content

Ideas para organizar y decorar el cambiador del bebé

La llegada de un bebé en casa es un momento de ilusión único, sobre todo cuando lo vamos preparando todo poco a poco sin dejarnos ningún detalle. El cambiador del bebé es uno de los espacios en el que nos dedicamos más tiempo, ese rincón que des del primer día llenará de cuidados, mimos y cariño a nuestro peque.

Por eso, en Deco&Kids os hemos querido preparar una guía práctica para organizar y decorar el cambiador del bebé. Darte algunas ideas de cómo ordenar cada cajón y de cómo hacerlo cómodo y bonito a la vez.

El cambiador del bebé es el mejor espacio de interacción

Es importante tener presente que, desde los primeros días, el contacto físico y visual del pequeño con sus padres es esencial. Por eso cada uno de los momentos que pasamos por el cambiador es una muy buena ocasión para activar y reforzar este vínculo. Ya sea para vestirle, cambiarle el pañal, darle un masaje, secarlo después del baño, ponerle crema, etc.

Cuando elegimos el cambiador del bebé es necesario fijarse en qué sea seguro, estable y cómodo tanto para nosotros como para el bebé. No hace falta un gran mueble convertible, ni un gran diseño… una cómoda cambiador también es perfecto. Lo más importante es que esta tenga las medidas correctas tanto de altura como de ancho y fondo. En la altura se recomienda unos 90 cm para que nuestra espalda no se resienta. Y para el ancho y fondo es muy importante que quepa bien la colchoneta cambiador, unos 70 x 50 cm, para que el bebé esté seguro. Recordad: NUNCA les tenemos que dejar solos ni apartar la vista ni un segundo del cambiador, ya que los bebés se mueven mucho y podrían caerse de una altura considerable.

Elementos decorativos y de estimulación en la habitación infantil

Para darle color y vida al cambiador podemos tener en cuenta varios elementos decorativos y prácticos. Y que le darán ese toque personalizado y que nos permitirá integrarlo en la propia decoración infantil de la habitación. Además de ser elementos que potenciarán la estimulación sensorial del bebé.

Una buena opción sería un móvil de techo o una guirnalda de pared, como nuestras guirnaldas de luces gama bebé de La Case de Cousin Paul. Hay un amplio abanico de combinaciones de colores, y van con temporizador. Además de decorar son muy prácticas para cuando necesitamos cambiar al bebé de noche gracias a su luz suave y tenue. También podemos optar por las luces quitamiedos, como nuestro adorable Joseph de Rose in April.

Como decoración de pared, justo encima del mueble cambiador también es buena idea poner algún vinilo infantil, incluso personalizándolo con su nombre. Una lámina o póster colorido o con una frase inspiradora. Como por ejemplo el póster Artic Animals de Petit Monkey y así nuestro peque puede ir aprendiendo el maravilloso mundo de los animales.

Los básicos siempre a mano

Encima del cambiador del bebé es imprescindible disponer de lo más esencial. Aquellas cosas que necesitamos tener a mano y que no representan ningún peligro para nuestro peque. Lo que nunca puede fallar es el propio cambiador. En Deco&Kids os aconsejamos la colchoneta modelo universal de Childhome  y que encontraréis en nuestra tienda online. Además hay disponibles fundas adaptables suaves y dulces. Hay en tonos mint, rosa y gris a escoger según la decoración del dormitorio del bebé.

Como otros accesorios para la zona del cambiador del bebé tenemos las cajas y fundas para guardar las toallitas. Como una de nuestras divertidas y originales cajas de Funky Box o los diseños preciosos de las fundas Born Copenhagen. Hay varios modelos y colores a elegir según nuestro estilo y tonos decorativos. Otra cosita que no puede faltar, es una cestita para poner la crema de cuerpo y del culito. Y si nos apetece alguna colonia para poner encima de la ropa, nunca directamente en la delicada piel del bebé. A nosotras nos encanta la cesta de Rabbit Dumbo gris de Liewood, con sus largas orejas enamora a mayores y pequeños.

La organización de cada cajón de la cómoda cambiador

Para nuestro cambiador del bebé, lo ideal es tener 4 cajones. En el primero pondremos las cositas útiles y necesarias para el día a día. Si lo ordenamos con organizadores mucho mejor ya que son cosas pequeñas y se nos pueden mover de un lado a otro del cajón. Aquí irían los pañales, el cepillo de pelo, el set de manicura, algún porta chupetes, baberos, bandanas y/o quita babas. También va muy bien tener los calcetines y pijamas aquí.

En el segundo y tercer cajón guardaríamos la ropa. Las mudas de bebé son pequeñitas, así que no nos hace falta armario, toda la ropita bien dobladita cabe perfectamente en el cambiador del bebé. Incluso la podemos agrupar por colores, conjuntos, tallas, etc. Si no somos de tener mucha ropa, en el segundo cajón podemos meter la ropa de los primeros meses. Y en el tercero la ropita parar la siguiente temporada, o la que vemos que ya es para cuando nuestro peque crezca un poco más.

Un producto que tenemos en nuestra tienda online y que nos parece de lo más práctico y decorativo es el estante con colgadores y perchas para bebes. Ideal para preparar la muda del día siguiente, o para tener a mano el doudou o muñeco preferido de nuestro peque. Y algún elemento decorativo que le acompañe en su crecimiento mes a mes como las piezas de madera Wooden Age Blocks de Ferm Living.

Y en el último cajón es ideal guardar cosas necesarias, pero no tanto, para el día a día. Como por ejemplo las sábanas del moisés o la cuna. O las toallas y manoplas de baño, toda la colección de personajes de Liewood seguro que te encantará. Y por supuesto, no dejarnos de guardar aquí también las prácticas muselinas o arrullos.

Ahora cuéntanos, ¿cómo es el cambiador de tu bebé? En Deco&Kids nos encantará ver y saber cómo lo has organizado y decorado, y así lo podremos compartir en nuestro blog y redes. ¿Te animas?

 

 

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *