Skip to content

Prepara almuerzos y meriendas saludables para tus peques

Sabemos lo mucho que te preocupa la alimentación de tus hijos. Por eso, hoy te traemos algunas ideas y consejos de almuerzos y meriendas saludables, que no les resulten aburridas, les alimenten y, por supuesto, tú estés más tranquila

Creo que hay dos cosas que nos preocupan tanto a madres como a padres desde el momento en el que nuestros hijos nacen: su alimentación y las horas de sueño. Con el paso del tiempo se van añadiendo otros factores, pero, en general, estos 2 aspectos son, junto al estado de salud general – por supuesto – lo que más nos preocupa a todos.

En lo que al sueño se refiere, incluso los niños que “peor” duermen por la noche, terminan teniendo su rutina de horas de sueño y hacen la noche del tirón. Pero…¡ay, la comida! ¡Cuántas veces no habrás dicho o escuchado decir aquello de ‘es que mi niño no come nada!’. Y es verdad, es duro ver cómo, por más que te esfuerces, hay niños a los que les cuesta más comer que a otros y pueden pasarse horas sin probar bocado.

Los expertos en pediatría aseguran que, muchas veces, darles ejemplo e insistir, sin agobiar, en que prueben, al menos un poco, de aquello que no les gusta, hará que lo terminen por aceptar y lo comerán. Pero cada uno vive estos momentos a su manera y nosotros no somos quién para juzgar a nadie. Si de algo estamos convencidos en Deco&Kids es que sois la mejor madre/padre para vuestros hijos.

Por eso, hoy vengo a darte una ayuda o, más bien, unas ideas de almuerzos y meriendas saludables. Momentos que parece que los niños, incluso los que menos comen, aceptan de mejor grado y que tú puedes aprovechar para reforzar su alimentación, tanto si tienes un hijo que come bien, como si es de los que les cuesta mucho más.

La importancia de la merienda y los almuerzos

Según un estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 40% de los niños españoles padecen sobrepeso. Una cifra que en Europa sólo es superada por Chipre. Por esta razón, hoy más que nunca es importante vigilar la alimentación de nuestros hijos desde niños, además de fomentar una vida lejos del sedentarismo.

En este sentido, la merienda y el almuerzo sirven para reponer fuerzas y el aporte de energía suficiente entre el desayuno y la comida, en el primer caso, y entre la comida y la cena, en el segundo. Momentos que también les ayudan a no llegar con tanta hambre a esas dos comidas principales del día y a distribuir mejor la ingesta de alimentos.

En este sentido, es importante equilibrar los grupos de alimentos. Es decir, si por ejemplo el niño no come fruta el resto del día, aprovechar estos momentos para que lo haga. Del mismo modo, también es importante alternarlos, de manera que el almuerzo y la merienda no sean siempre los mismos y el niño ingiera la cantidad de nutrientes que su edad y actividad diaria requieren.

Por último, no debemos olvidar que se trata de tentempiés para llegar bien a la comida o la cena, por lo que no es recomendable dar ni grandes almuerzos, ni grandes meriendas.

En ambos casos, los alimentos más saludables y recomendables para estos momentos del día son: fruta, lácteos y cereales. También lo puedes completar con algo de proteínas saludables.

5 ideas para almuerzos y meriendas saludables

  1. Fiambrera con fruta: es una manera mucho más atractiva y cómoda para ellos de comer la fruta. Puedes ponerle sólo una o combinarla con varias piezas de fruta diferente. Por ejemplo, media manzana, medio plátano y media mandarina. El set de 3 fiambreras Lama & Friends Petit Mokey es ideal para ello.
  2. Pequeño bocadillo: recuerda que es un tentempié, por lo que no deberá ser muy grande. Puede ser de queso, de jamón, pavo (mira bien que sea pavo de verdad y no fiambre, siempre que puedas), atún, jamón con tomate o de paté vegetal (como hummus, pimientos, etc.), entre otros. Ya ves que hay mucha variedad saludable y esto te permitirá variar los almuerzos. Por cierto, el pan, siempre que puedas, que sea integral. Para que no se estropee el bocadillo, te recomendamos llevarlo en una fiambrera, como la fiambrera Mister Panda Negra- Petit Mokey.
  3. Lácteos naturales: por ejemplo, ponle un tetrabrik pequeño de leche; en el mercado hay muchas opciones y muchas de ellas vienen con pajita incluida, si le resulta más cómodo al niño. Un Yogur natural es otra opción. Puede ser un yogur en su propio envase, o el que tú creas que va a ser más cómodo para tu hijo y al que, si lo deseas, puedes añadir un poco de fruta cortada, por ejemplo.
  4. Barritas de cereales caseras: especialmente para el almuerzo y para niños a partir de los 5 años. No es para llevar todos los días, pero son realmente sencillas de preparar, sirven para toda la familia y a ellos les hace mucha ilusión. Además, les puedes añadir un poco de fruta e, incluso, cachitos de cacao.
  5. Barritas de verduras y hortalizas: tanto para el almuerzo como para la merienda. ¿Quién ha dicho que estos momentos tienen que ser siempre de sota, caballo y rey? ¡No señor! Puedes preparar un pequeño tupper o fiambrera con unas barritas de pimiento rojo, zanahoria, unos tomates cherrys y, si lo deseas, un poco de pan integral, unas crackers integrales e, incluso, una fiambrera chula, como la de Fantasma Negra de Little Lovely Company, con patés vegetales y unas barritas de pan tostado integrales para acompañarlo.

Ahora te toca a ti preparar el tentempié

Ya ves que las ideas son muy amplias y las puedes ir combinando entre ellas o alternarlas en diferentes días. Además, te aconsejo que le pongas siempre una botella de agua en la mochila del cole para que beba agua o se la lleves tú en la bolsa de la merienda y que, de vez en cuando y si tu hijo tiene más de 5 ó 6 años, le pongas un puñadito de frutos secos para el almuerzo, en lugar, por ejemplo, de los lácteos, ya que son una excelente fuente de calcio, en especial, las almendras.

Y tú, ¿sueles poner este tipo de almuerzos o meriendas a tus hijos? ¿Tienes otros consejos o ideas que aportarnos? ¡Nos encantará que nos lo cuentes en comentarios!

Ahora me despido, deseando que este post te haya gustado, que lo puedas aprovechar y que lo compartas en tus redes sociales para llegar a más personas. ¡Nos vemos en el próximo post!

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *