Skip to content

Iluminación infantil: el equilibrio perfecto entre decoración y utilidad

Quitamiedos, para rincones de lectura, para iluminar todo el cuarto o, simplemente, para decorar. Hay tantos tipos de iluminación infantil como necesidades tienen ellos y su cuarto. Te damos los consejos básicos para que aciertes con tu peque

Tenemos la gran suerte de recibir muchas consultas al cabo del día. Consultas de clientes que confían en nuestro criterio para elegir un tipo de producto u otro de nuestra tienda, pero también para resolver dudas que tienen acerca de la decoración de las habitaciones de sus hijos, sobre los mejores juegos para desarrollar un aspecto concreto de su personalidad o cuáles son las mochilas más prácticas para el cole, entre otras muchas.

Pero, sin duda, una de las que más se repite es el tema de la iluminación. ¿Cuáles son las más aptas para reducir los miedos nocturnos? ¿Cómo colocar las guirnaldas de luz? ¿Qué lámparas son mejores para el rincón de lectura?, etc.

Así que con el objetivo de darte la mejor respuesta en este sentido, hemos recopilado algunas de las que más nos hacéis y añadido otras que consideramos oportunas, para elaborar este artículo sobre iluminación infantil. Si tienes dudas al respecto, quédate porque nos encantará serte de ayuda. Y si al final del texto ves que no hemos respondido a lo que tú querías, déjanos un comentario y te responderemos lo antes posible. ¡Empezamos!

Iluminación para crear un ambiente agradable

Sólo teniendo en cuenta todas las horas que nuestros hijos pasan en su cuarto para descansar, ya suman unas 10 ó 12 al cabo del día o, como mínimo 8, en el caso de los más mayores. Tiempo suficiente como para que ese lugar sea un espacio acogedor y, en este sentido, la iluminación tiene mucho que ver.

Si la iluminamos poco, los niños tendrán miedo de estar en ella en ciertos momentos del día y, en especial, en la época de los miedos. Y si, por el contrario, la iluminamos demasiado, además de la luz subirá la temperatura de la habitación, también activaremos demasiado su mente y se trata de que se encuentren tranquilos en la misma, no demasiado excitados. Por tanto, es importante tomar el punto exacto de iluminación.

Para ello, nada mejor que optar (al menos, siempre que se pueda) por un punto central de iluminación (normalmente, las lámparas de techo son las que lo consiguen o, en su defecto, las de pared) que se pueda regular, además de disponer de otros elementos de iluminación para momentos más puntuales o rincones en los que hace falta más luz, como por ejemplo, el rincón de lectura, la mesa de estudio o de hacer manualidades, así como el espacio donde se encuentre el cambiador, cuando los niños son todavía bebés.

Teniendo en cuenta todo esto, te invitamos a informarte de los diferentes tipos de iluminación infantil que tienes a tu disposición para, después, seleccionar aquella que mejor vaya con el tipo de habitación que tengan tus hijos, así como la utilidad de la misma ahora o en un futuro no muy lejano (por ejemplo, cuando van a pasar de bebés a niños).

Quitamiedos, el aliado de sus noches

Como adultos, sabemos que los miedos nocturnos, lo mismo que vienen, se terminan por ir. Pero los bebés y los niños lo desconocen. Por esta razón, las lámparas quitamiedos juegan un papel esencial en sus vidas: les ayudan a sobrellevar ese temor que, en muchas ocasiones, no les deja descansar como querrían y les cuesta conciliar el sueño, si no es con un adulto a su lado.

En Deco&Kids nos gusta que los peques se sientan seguros y felices, por eso, optamos por aquellas luces quitamiedos que tienen formas diferentes y que ellos mismos pueden coger en sus manos si lo desean, sin temor a que les pase nada.

Formas agradables como nubes, estrellas, animales o helados, entre otras muchas. Estamos seguros de que entre las que puedes encontrar en nuestra tienda online, se encuentra aquella que a tu peque le entusiasmará nada más verla.

Lámparas de mesa

Cuando tus peques necesiten un pequeño refuerzo de luz sobre su mesa, ya sea para estudiar, leer o hacer manualidades, por ejemplo, las lámparas de mesa vienen genial. Además, hoy en día hay muchas opciones preciosas, de manera que no sólo cumplen su función de iluminar,sino que también ayudan a decorar el cuarto.

Lo mejor de este tipo de lámparas es que se pueden poner en cualquier parte de la habitación, por lo que si en un momento dado decides que quieres retirarla, la puedes utilizar como elemento decorativo en otro rincón. Entre otras, una de las que más nos gustan a nosotros es la lámpara de sobremesa Tipi, que ha sido creada por el diseñador español, Javier Herrero, con elementos naturales; lo que, sin duda, le da un plus.

Lámparas de techo y pared

Como te comentaba al principio, este tipo de lámparas suelen ser las que iluminan las habitaciones, de manera principal. Lo más habitual es que se encuentren en el centro de la misma cuando se trata de lámparas de techo, pero no todas las casas tienen puntos de luz en esta parte de sus habitaciones y tienen que optar por otras de pared.

En cualquier caso, ambas pueden cumplir su doble función, es decir: iluminar y decorar. Y, créeme: ¡las hay muy originales en el mercado! En el caso de nuestra tienda online, nos parecen muy significativas la luz led en forma de rayo o la lámpara de pared panda, de Buokids, para los más pequeños o amantes de estos animales.

Para las lámparas de techo, siempre es conveniente tener en cuenta la altura de la habitación, ya que en función de la misma es probable que tengas que descartar algunos modelos (piensa que los niños crecen y estas lámparas duran años). Uno de los modelos que más nos demandan es la lámpara plain, de Orikami, disponible en diferentes colores.

Lámparas para crear ambientes agradables

Una vez tengas la iluminación principal elegida, siempre puedes pasar a añadir otros puntos de iluminación que den mayor calidez a la misma, con una iluminación sutil y divertida, como es el caso de las letras y figuras luminosas, las guirnaldas o las cajas en las que puedes escribir diferentes mensajes e ir cambiándolos en función del día, su estado de ánimo o época del año.

Y, ahora ya sí, ¡es tu turno! Ha llegado el momento de tomar las decisiones necesarias para iluminar el cuarto de tus peques. Ya sabes que si necesitas más ayuda o tienes duda con algo de lo que te hemos contado, será un placer responderte en comentarios o vía email.

Por supuesto, si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes para que otras personas lo puedan leer, además de mencionarnos. ¡Siempre nos hace mucha ilusión!

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *