Skip to content

Una habitación infantil que inspira naturaleza

Empezamos nuevo año, por eso queremos dedicar la primera entrada del blog de Deco&Kids a una de aquellas habitaciones infantiles bonitas que tanto nos gusta contemplar, porque tiene una decoración que nos encanta y además encontramos algunos de nuestros productos. La verdad es que tenéis muchos gusto y estilo decorando, por eso os seguimos animando a que nos abráis vuestras casas y nos enseñéis esos rincones y habitaciones tan Deco&Kids. Podéis compartirlos con nosotras en redes con el hashtag #decoandkids.

Hoy os queremos hablar de una habitación infantil que inspira pura naturaleza, la de la pequeña Sara. Un proyecto de Olga Virto, diseñadora de interiores y creadora del blog LAMLETT.com dedicado a la moda, la fotografía y por supuesto a la decoración. Todas las fotos de esta entrada son suyas.

Antes de que Olga empezara a trabajar en el proyecto visitó la que sería la habitación de la pequeña Sara y habló con sus padres, el mejor inicio para inspirarse. Como muy bien nos cuenta ella, “para este diseño me he basado un poco en el gusto de los padres por la naturaleza y el campo”. Así que vamos a fijarnos bien en todos los detalles.

En la pared del fondo de la habitación, justo por encima de la cama, vemos nuestro vinilo de  abetos negros que le da un aire natural de estilo nórdico. El cabecero de la cama, hecho a medida, es de madera con forma de casita y con un abeto troquelado en el centro. Este nos hace pensar en una casita en medio del monte o en una cabaña en lo más alto de un árbol.

¿Reconocéis la funda nórdica? Es una de nuestras fundas favoritas, la Clouds de Ferm Living en color rosa. Un diseño gráfico desenfadado que invita a soñar despierto. Y que además, va a juego con esta preciosa guirnalda de recortes muy DIY, en tonos rosa y gris clarito.

Al lado de la cama, nos ha enamorado el banco de madera pintado de blanco con el asiento tranzado con tiras de cordel. Aquí Sara va coleccionando todos sus muñecos de tonos rosa. Justo delante de él vemos la alfombra The World Adventure de Oyoy, el mejor espacio para que la pequeña pueda jugar sin parar mientras imagina que da la vuelta al mundo.

El cambiador es un cómoda de madera natural de tres cajones, y justo encima tiene dos percheros en forma de botones donde cuelgan dos menudas prendas de la niña, un detalle muy cuco.

Y para darle un punto de luz en la noche, en la repisa de la cama hay la Lightbox blanca A4 de A Little Lovely Company con un bonito mensaje: Mum & Dad love Sara. Y es que el amor de unos padres hacia sus hijos siempre es infinito.

¡Gracias Olga, eres una artista! Tienes muchísimo gusto para la decoración infantil. Y a vosotros, ¿esta habitación en tonos rosa, blanco y madera natural os ha inspirado a naturaleza? La verdad es que casi se puede notar la frescor y el aire puro del bosque.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *